• Cursillos Lima

Mensaje de Monseñor Carlos Castillo para la preparación del Corpus Christi 2020

“Con tu cuerpo, Oh Cristo, toca y resucita a nuestros muertos por la pandemia”, bajo este lema, Monseñor Carlos Castillo, Arzobispo de Lima y Primado del Perú, se dirige a todos los párrocos, rectores de Iglesias, capellanes, presidentes de hermandades y movimientos eclesiales, sacerdotes de la Arquidiócesis, y fieles en general, invitándolos a participar de la celebración del Corpus Christi en las casas, pero unidos en la fe: “Haz de tu hogar un altar para Jesús eucaristía, el Pan vivo que se parte y comparte”, indicó.


A continuación compartimos el mensaje de nuestro Pastor dirigido a toda la Iglesia de Lima:

Con tu cuerpo, Oh Cristo, toca y resucita a nuestros muertos por la pandemia

A los señores Párrocos, Superiores y Superioras Mayores, rectores de Iglesias, capellanes y sacerdotes de la Arquidiócesis, Presidentes de Hermandades y Movimientos Eclesiales y fieles en general.

Queridos hermanos y hermanas:

Como Arquidiócesis de Lima queremos celebrar intensamente, en las casas, pero unidos en la fe, este próximo domingo 14 de junio la Solemnidad del Santísimo Cuerpo y Sangre del Señor, suprema manifestación sacramental de la comunión de la Iglesia (Sacramentum Caritatis 15).

Unidos a toda la humanidad en nuestra Patria, sufrimos aun los estragos de la pandemia del Corona Virus. No podemos olvidar el cuerpo ensangrentado de Jesús en nuestros muertos, muchos de ellos, compartiendo sus vidas, como Jesús, hasta incluso la muerte. Muchos también enterrados lejos de su familia, y sin el duelo que corresponde a su dignidad. La emergencia nos lo ha impuesto, pero hemos de honrar su memoria, mucho más si el “Cuerpo de Cristo” se nos dio para compartirlo como alimento de esperanza.



Llamados a no contagiar y a priorizar la salud común, aun confinados en nuestros hogares, afianzamos con humildad y sencillez nuestra fe en Jesucristo Sacramentado. Él es el “Cuerpo que toca y resucita a nuestros muertos por la pandemia”, y como la primera Iglesia nos preparamos desde casa para salir a anunciar a Quien es “la resurrección y la vida”.

Evitando cualquier aglomeración, dedicaremos toda la semana antes del domingo 14, a prepararnos, escuchando las reflexiones espirituales y bíblicas de nuestros párrocos, ofrecidas a ciertas horas en el Facebook parroquial. Tendremos los días centrales, el jueves 11 de junio, la misa virtual parroquial y el domingo 14 de junio la misa virtual desde la Catedral, todo desde la web del Arzobispado, por medio de redes y TV.

Les proponemos, además:

Del lunes 8 al miércoles 10 de junio, en todas las parroquias sería conveniente organizar para los fieles en estos días señalados, las reflexiones espirituales y bíblicas, en torno al sentido de la Eucaristía en la vida de la Iglesia y del mundo de hoy. Cada parroquia escogerá el horario, las actividades y los temas que crea conveniente exponer.

Cada familia o grupo familiar, desde el lunes 8 de junio: 1) es bueno que conozca la programación parroquial. 2)podría arreglar en un lugar de la casa un pequeño altar en honor a Jesús Eucaristía. 3)puede seguir con atención las reflexiones espirituales y bíblicas, así como la Santa Misa, organizada por su parroquia.

El jueves 11, proponemos tener la Misa y Adoración Eucarística Parroquial. Las parroquias celebrarán, siempre con los medios virtuales a su alcance, la Misa del Corpus Christi y la Adoración Eucarística y bendición.

Viernes 12 y sábado 13, las parroquias pueden continuar con las reflexiones.

Domingo 14, tendremos en la Catedral de Lima a las 11am la Solemne Eucaristía. Invitamos a toda la feligresía de la Arquidiócesis a unirse espiritualmente a través de los medios virtuales con la página web del Arzobispado, para manifestar de esta manera nuestra comunión eclesial. Celebraremos los tres Obispos, y algunos vicarios. Cada parroquia podrá celebrar la misa dominical en otros horarios.

El Padre por María nos dio a Jesús, y Jesús nos dio el Espíritu que generó la Iglesia ungiéndonos, pero antes de morir quiso dejarnos el alimento de su cuerpo, para que, compartiéndolo, resucitemos, y anunciemos que la última esperanza es la resurrección. Por ello renovemos esta esperanza en medio del dolor: “Con tu cuerpo Oh Cristo, toca y resucita nuestros muertos en la pandemia”.

Con mi bendición pastoral, abrazo de corazón a todos y a todas.

+ Monseñor Carlos Castillo Arzobispo de Lima y Primado del Perú

MCC Lima

Movimiento de Cursillos de Cristiandad

de Lima

mcclima815@gmail.com

DIRECCIÓN

511- 463 9079

982020149

Cayetano Heredia 815 

Jesús María - Lima

Inscríbete para recibir información
  • YouTube - círculo blanco